Los ayuntamientos: una apuesta estratégica para la irreversibilidad del cambio

Durante la etapa de la burbuja, los Ayuntamientos fueron el elemento clave para que la Ley de Suelo de Aznar tuviera efectos materiales sobre la gente. Sin los Ayuntamientos gobernados por el bipartidismo, no hubiera habido pelotazos urbanísticos ni las principales tramas de corrupción. Los Ayuntamientos fueron la infraestructura de la corrupción del PP, la España que se construyó en la sombra y sin ocupar portadas.

Por esa razón, ganar los Ayuntamientos es una tarea imprescindible para desparasitar las instituciones y devolver la normalidad institucional a nuestra vida en común.

Los Ayuntamientos son las instituciones más cercanas a la ciudadanía. Son instituciones que permiten una intervención política directa sobre la vida de la gente (para mejorar, por ejemplo, nuestras calles, nuestros parques o nuestros espacios de encuentro comunes y colectivos). Son también las instituciones capaces de intervenir y detectar directamente las situaciones de riesgo social, al tiempo que permiten construir y edificar esa política hecha desde abajo, por y para los vecinos y vecinas de una ciudad.

Si los Ayuntamientos fueron la infraestructura de la corrupción con el bipartidismo, debemos convertirlos en la infraestructura del cambio democrático. Solo de esta manera el espacio del cambio tendrá los anclajes suficientes para poder zarpar a toda vela hacia el segundo asalto en 2020. Es prioritario que el cambio de la capital, de Madrid, pueda extenderse a toda el área metropolitana y pueda, de esta forma, contagiarse y retroalimentarse, dando el ejemplo necesario que anticipe nuestra forma de gobernar España y, al mismo tiempo, democratizando todavía más nuestro país. Más autonomía, más gobierno desde abajo, más municipalismo.

 

Carteros

Más autonomía, más gobierno desde abajo, más municipalismo.

Podemos empezó su andadura en Getafe allá por marzo de 2014. Un grupo de personas ilusionadas con un nuevo proyecto político impulsado por Pablo Iglesias empezaron a reunirse periódicamente para pensar, debatir y buscar posibles soluciones a los problemas de nuestra ciudad. Unos meses más tarde, en enero de 2015, resultó elegido el primer Consejo Ciudadano Municipal de Getafe por parte de la Asamblea Ciudadana de nuestra ciudad. Este grupo sería el encargado de guiar al Círculo de Getafe durante esa nueva etapa, en la que debía afrontar el desafío de sentar los cimientos del proyecto de Podemos en nuestro municipio y de impulsar una candidatura ciudadana para las elecciones municipales de 2015.

La puesta en marcha del proyecto municipal fue muy dura, supuso mucho tiempo, muchas reuniones, mucho trabajo. La falta de experiencia inicial sólo se consiguió superar gracias al esfuerzo altruista del colectivo, y sobre todo, a las ansias de cambio y a la ilusión de la gente: ilusión por lograr una mayor participación ciudadana; ilusión por impulsar una gestión municipal más transparente; ilusión por construir un ciudad más equilibrada territorialmente, donde todos los barrios tuviesen cubiertas las necesidades más básicas; ilusión por conseguir una ciudad más justa desde el punto de vista social, asegurando servicios públicos de calidad; ilusión por desarrollar una ciudad más ecológica y medioambientalmente sostenible.

Prácticamente de la nada, logramos poner en marcha un Círculo que se ha ido convirtiendo en la mayor esperanza de cambio político de nuestro municipio. Hemos celebrado actos, charlas, tertulias y debates, sobre las temáticas más diversas. Hemos organizado cursos y talleres de formación, desde talleres de autodefensa feminista a cursos para superar la brecha digital, pasando por seminarios sobre fiscalidad municipal. Hemos participado en huelgas, concentraciones, bicicletadas y movilizaciones, en defensa de una condiciones laborales dignas y apoyando unos servicios públicos de calidad. Hemos denunciado la política migratoria de nuestro país y hemos exigido el cierre de los CIEs e igualdad de derechos para las personas migrantes. Hemos explorado diversas formas de comunicación, desde la realización de un programa de radio hasta la emisión de vídeos en streaming a través de las redes sociales.

A lo largo de estos años hemos cometido muchísimos errores, pero han sido muchos más los aciertos y los retos superados. Cuando echamos la vista atrás recordamos que fuimos capaces de organizarnos e impulsar, en tiempo récord, una candidatura ciudadana que estuvo muy cerca de superar a los partidos tradicionales, que nos llevaban años de ventaja. Conseguimos que varios compañeros y compañeras nos diesen voz en el Ayuntamiento de Getafe y dignificasen una institución que tantas veces nos había hecho sentir vergüenza por su nepotismo y sus innumerables casos de corrupción. Ahora Getafe supuso que gente corriente llegara al Ayuntamiento para hacer política de otra manera más transparente y más democrática, cuestionándose todo, para acabar con los vicios del bipartidismo que habían enrarecido el ambiente y el funcionamiento de la institución.

Desde la candidatura de unidad popular hemos trabajado para poner el foco en los problemas de nuestras vecinas y vecinos, denunciando las negligencias del Gobierno Municipal del PSOE y proponiendo siempre posibles soluciones. Han sido miles las personas que han ido pasando por el Grupo Municipal para contarnos su problema, en busca de asesoramiento o de ayuda, y siempre han encontrado una sonrisa, nuestro apoyo y nuestro compromiso de buscar una solución. Hemos investigado centenares de expedientes sobre las tramas de corrupción urbanística que han asolado nuestra ciudad. Hemos impulsado la realización de consultas ciudadanas ante las decisiones más relevantes de nuestro municipio. Hemos aprendido mucho, y muy rápido, sobre el funcionamiento burocrático de la institución, y hemos enseñado cuanto hemos aprendido a toda la organización. Hemos presentado iniciativas y proposiciones para que el lugar en el que vivimos sea más justo socialmente, más ecológico y sostenible, más transparente, más participativo y más feminista.

En definitiva, hemos restituido la dignidad a la institución. Y hemos devuelto la esperanza y la ilusión a nuestras vecinas y vecinos.

En el futuro más inmediato, se nos presentan varios desafíos. Tenemos que trabajar para consolidar todo lo construido hasta ahora y prepararnos para la convocatoria electoral de 2019, en la que las elecciones municipales coincidirán con las autonómicas y las europeas. Se trata por tanto de una convocatoria más importante, si cabe.

Durante esta legislatura también hemos podido constatar que en el ámbito municipal el margen de actuación desde la oposición es extremadamente limitado y que los profundos cambios que queremos llevar a cabo en nuestra ciudad sólo podemos abordarlos desde el Gobierno Municipal. Por esta razón, uno de los objetivos principales de Podemos Getafe no es tanto mejorar los resultados electorales de 2015, como llegar a la próxima convocatoria electoral con las mayores opciones posibles de conseguir un resultado suficiente para gobernar e impulsar políticas públicas para aumentar los derechos sociales en nuestro municipio, y en otras materias como transparencia, regeneración democrática, participación ciudadana, remunicipalización de servicios públicos, etc. sumando a nuestra ciudad a ese soplo de aire fresco y de ilusión que han supuesto los ayuntamientos del cambio.

"uno de los objetivos principales de Podemos Getafe no es tanto mejorar los resultados electorales de 2015, como llegar a la próxima convocatoria electoral con las mayores opciones posibles de conseguir un resultado suficiente para gobernar e impulsar políticas públicas para aumentar los derechos sociales en nuestro municipio"

La comunicación jugará un papel de vital importancia en este punto, pues resulta imprescindible informar a la gente de todo lo que ya hemos contribuido a cambiar, y anunciar el proyecto de futuro, el modelo de ciudad, que queremos para Getafe.

Llegar a las elecciones con las mayores opciones de ganar también implica consolidar nuestra organización a nivel municipal. Para conseguir este objetivo necesitamos un Círculo fuerte, en el que contemos con una estructura sólida formada por grupos con funciones bien definidas y coordinados entre sí, y grande, en el que todo el mundo que quiera aportar su granito de arena al proyecto, pueda hacerlo. Para ello, tenemos que aprender a cuidarnos y a tratar con respeto a todas las compañeras y compañeros. Debemos luchar contra las lógicas competitivas, que facilitan la división, e incorporar dinámicas más colaborativas y paritarias. Necesitamos reconvertir nuestro Círculo en un espacio más amable, más amigable y más feminista, que haga posible conciliar militancia y vida personal, y que nos permita recuperar a quienes se han ido quedando por el camino e incorporar a nuevas personas al proyecto, para hacer crecer a nuestra organización.

También resulta indispensable ampliar el espacio del cambio: colaborar más estrechamente con los movimientos sociales y vecinales de Getafe, y establecer alianzas con los sectores sociales y políticos afines, reforzando nuestros vínculos con las organizaciones políticas hermanas.

Tal y como decidió hace unos meses la Asamblea Ciudadana Estatal, a través de una consulta a tal efecto, Podemos concurrirá a las próximas elecciones municipales de Getafe en una papeleta que incluirá su nombre, e irá en coalición electoral con las fuerzas políticas hermanas de nuestra ciudad, es decir, con aquellas organizaciones que constituyen el espacio del cambio en nuestro municipio, que comparte nuestros valores y nuestros objetivos, y que han venido trabajado durante este período de manera leal al proyecto.

Sin embargo, más importante si cabe que conseguir un resultado electoral que nos permita alcanzar el Gobierno Municipal es que, llegado ese momento, se den las condiciones necesarias para abordar las profundas transformaciones sociales, medioambientales y organizativas que Getafe necesita. Esto únicamente será posible si contamos con el respaldo popular necesario para llevarlos a cabo, y si contamos con un equipo solvente, con los conocimientos precisos, para sortear las dificultades legales y técnicas que vayan surgiendo. Por tanto, la formación también ocupará un lugar importante en este nuevo período.

Top