Unid@s por la participación ciudadana, las relaciones con la sociedad civil y el arraigo y el desborde de Podemos

La escucha, el diálogo y la colaboración deben guiar la relación de Podemos con los movimientos sociales y la sociedad civil local. Podemos debe enraizarse en los barrios y en los espacios sociales para conocer mejor la realidad del municipio y los colectivos y entidades que se desarrollan en el mismo. Es necesario intensificar el contacto con los movimientos sociales de los que provenimos y somos compañeros y compañeras de reivindicación; así evitaremos también el ensimismamiento en la acción institucional, algo muy recurrente una vez entramos en las instituciones.

Se necesita que haya una persona responsable de impulsar la ejecución del trabajo con la sociedad civil y las reivindicaciones de los movimientos sociales. Una de las tareas principales consistirá en elaborar de forma participada un mapeo riguroso de los colectivos, entidades y movimientos ciudadanos, políticos y sindicales del municipio, con el objetivo de organizar una estrategia de acercamiento a sus necesidades y propuestas. La presencia de Podemos en el Ayuntamiento puede, además, facilitar en muchas ocasiones que se amplifique la demanda social y se potencie la fuerza de los colectivos ciudadanos que la impulsen; todo ello respetando escrupulosamente la independencia de los movimientos sociales y basándonos en la cooperación, la simbiosis y la suma de sinergias. Se establecerán cauces de comunicación y espacios de encuentro con la sociedad civil y se contribuirá a la construcción de nuevas formas de organización.

Hemos de tener en cuenta que la colaboración con los movimientos sociales y el tejido social municipal es fundamental para elaborar el programa electoral de cara a las elecciones municipales de 2019, y también para impulsar la modificación de las normativas del Ayuntamiento para mejorar la participación ciudadana en el desarrollo de políticas públicas y normativas locales. Es por lo tanto imprescindible reforzar los colectivos ciudadanos y, al mismo tiempo, permear la institución, haciéndola más democrática y porosa a las demandas de la comunidad.

Todo este trabajo tiene que ir acompañado de una tarea importante de organización en el municipio. Es fundamental crear y fortalecer lazos comunitarios y construir pueblo. Esto es un reto necesario para impulsar un proyecto compartido y que sea mayoritario en nuestro municipio. Para ello debemos poner los recursos de Podemos al servicio de la ciudadanía, al servicio de la articulación de un movimiento popular que desborde Podemos: generando espacios de socialización en nuestro entorno local, creando de talleres y jornadas de formación, impulsando asociaciones de vecinos o deportivas, fomentando actividades culturales y juveniles o actividades de ocio, desarrollando medios de comunicación alternativos, poniendo en marcha iniciativas artísticas y culturales, apoyando las apuestas cooperativas y emprendedoras de economía social, etcétera. Es decir, poniendo en marcha proyectos y creando espacios que tiene que ir más allá de meras iniciativas de partido. Ha de tratarse de apuestas comunitarias que construyan sujeto popular de cambio que nos desborde a nosotros mismos y nosotras mismas.

Top